quimioterapia un aliado

Por: Luz Andrea Restrepo Estrada y Ana María Arias Ospina | Enfermeras especialistas en Oncología.

Existen trucos para adaptarse al día a día de este tratamiento y recuperar la normalidad.

El cáncer es una de las enfermedades que genera mayor impacto emocional. Existe un paradigma consolidado en la sociedad, según el cual, el cáncer es sinónimo de muerte, por lo que el proceso de adaptación para el paciente y su familia se hace más complejo. Uno de los mayores temores al recibir la noticia de un diagnóstico oncológico es el tratamiento con quimioterapia: cuando el paciente escucha esta palabra se llena de miedos, dudas, angustias e incertidumbre. El objetivo del presente artículo es aclarar las inquietudes y despejar los temores que se forman alrededor de la misma y sus posibles efectos secundarios.

Trucos para los síntomas

Uno de los principales efectos secundarios de la quimioterapia son las náuseas y vómito, no todos los medicamentos la producen, pero existen trucos que pueden ayudar con estos síntomas:

- Comer en pequeñas cantidades durante el día pero de forma frecuente.

- vitar olores fuertes y alimentos irritantes como aliños, ají y salsas.

- Las gaseosas, helados, té, jugo de manzana, galletas de soda, cereal o pan tostado pueden ayudar.

- Consumir líquidos por lo menos una hora antes o después de las comidas.

- Después de comer descansar en una silla sin acostarse por completo.

- Propiciar espacios de relajación como leer un libro, ver televisión o escuchar música.

HIGIENE ORAL

Es posible que se presente mucositis o lesiones en la cavidad oral que inician con sensación de sequedad en la boca y dolor al deglutir los alimentos. Para evitar lo anterior se recomienda:

- Usar un cepillo de dientes con cerdas suaves, utilizar crema dental con flúor y seda dental con cera.

- Realizar enjuagues bucales con agua bicarbonatada (un vaso de agua, media cucharadita de bicarbonato) después de cada comida.

- Los alimentos suaves y fríos pueden mejorar el dolor y ser más fácilmente digeridos. Si las lesiones son dolorosas e impiden comer, salivar o hablar es un motivo para consultar por el servicio de urgencias.

CAMBIO DE LOOK

La alopecia o caída del cabello es otro posible efecto secundario transitorio. El cabello vuelve a crecer cuando se termine el tratamiento. Este cambio en la imagen se puede manejar así:

- Uso de pelucas, pañoletas, sombreros, boinas, entre otros.

- Champú suave como el de bebé y cepillo de cerdas suaves.

- No se debe tinturar el cabello ni lavarlo todos los días.

- Procurar no usar secador y tratar de conservar el cabello corto para facilitar el manejo.

ACOMPAÑAMIENTO ESPECIAL

Ante la complejidad del paciente oncológico, se hace necesario un acompañamiento continuo especialmente del personal de enfermería. En nuestro hospital se realiza a través de una consulta con enfermería oncológica, la cual estimula la comunicación efectiva entre el paciente, familia y el profesional de salud. Permite dar respuesta a interrogantes relacionados con la condición clínica, y solucionar las necesidades derivadas del diagnóstico, tratamiento y rehabilitación. Se diseñan intervenciones y planes de cuidado acordes con las necesidades de cada paciente, por tanto, se individualiza el cuidado de enfermería realizando intervenciones de forma segura y eficaz.