TRASPLANTE HÍGADO

Por: Carlos Ernesto Guzmán Luna | Médico cirujano general, vascular y de trasplantes, Álvaro Mena Hurtado | Médico cirujano general y de trasplantes, ySergio Hoyos | Médico cirujano de hígado, vías biliares y páncreas.

Este procedimiento se realiza cuando el órgano está dañado de manera definitiva como consecuencia de alguna enfermedad y reemplazarlo es la única opción curativa.

Empecemos por mencionar que solo las instituciones de alta complejidad son aptas para realizar trasplantes, lo que significa que deben contar con un equipo de profesionales entrenados para tal fin. Así las cosas, los cirujanos de trasplantes son los encargados de realizar el procedimiento y deben estar acompañados por un grupo multidisciplinario de especialistas entre los que se incluyen: anestesiólogos con entrenamiento en trasplante de hígado, hepatólogos, psicólogos, trabajadores sociales y nutricionistas. A su vez, es necesario que todo el equipo cuente con el soporte de los demás servicios de la institución, es decir, Unidad de Cuidados Intensivos, Radiología, Banco de Sangre, Laboratorio Clínico, Enfermería, Medicina Física y Rehabilitación.

Pero ¿cómo inicia el proceso de trasplante?

Aquí un paso a paso.

01: La primera medida es la indicación del hepatólogo, es decir, cuando el especialista considera que la enfermedad del hígado solo se puede curar con un trasplante. En ese momento se solicita al asegurador en salud la autorización para realizar el procedimiento, una vez se disponga de ella, el paciente deberá realizarse una serie de exámenes para conocer si está en condiciones de tolerar el procedimiento. Si el resultado de los análisis es exitoso, se presentan en la junta médica de trasplante hepático donde, entre todos los profesionales del programa, se define el ingreso del paciente a la lista de espera. A partir de ese momento, a cualquier hora del día podrá ser llamado para que se dirija en forma urgente al hospital para ser trasplantado.

02: Al momento del trasplante hay que saber que la mayoría de los procedimientos se hacen con órganos donados por personas que han tenido una catástrofe severa e irreversible en el cerebro, pero sin daño en el resto del cuerpo. Esta condición clínica se conoce como muerte encefálica y, previamente, los donantes deben ser sometidos a exámenes que permitan descartar alteraciones en los órganos a donar. Si todo resulta bien, se procede a realizar la cirugía de extracción y a contactar al paciente con el grupo sanguíneo, peso y talla más compatibles y que, a su vez, por su condición de salud tenga más urgencia en la lista de espera.

03: La cirugía en el receptor del trasplante de hígado es realizada en cualquier momento del día, pues se trata de una intervención urgente en la que participan dos cirujanos de trasplantes, un ayudante, un instrumentador quirúrgico, dos anestesiólogos, una enfermera jefe y un auxiliar de enfermería.

04: El tiempo aproximado de duración del trasplante se calcula entre cuatro y ocho horas dependiendo de la complejidad del paciente. La cirugía comienza con la extracción del hígado enfermo que, usualmente, es la parte más complicada del procedimiento ya que puede sangrar bastante debido a las alteraciones en la coagulación de la sangre y las várices alrededor del hígado. Posteriormente, se procede a la ubicación del órgano nuevo, se realizan las uniones arteriales, venosas y del drenaje de la vía biliar. En este punto la técnica quirúrgica será la que garantice el éxito de la cirugía.

05: Una vez terminada la intervención, el paciente es llevado a la Unidad de Cuidados Intensivos donde permanece en promedio de dos a tres días, para continuar su recuperación durante una o dos semanas en el servicio de hospitalización, bajo el cuidado de todo el equipo médico y paramédico de trasplantes.

06: Finalmente, en condiciones normales el paciente es dado de alta luego de una a dos semanas postrasplante para continuar, por el resto de su vida, en seguimiento con consulta externa del programa de trasplante hepático, todo esto con el objetivo de detectar, en forma temprana, eventuales complicaciones y darles el tratamiento adecuado.