5 datos de patología

Por: Juan Camilo Pérez | Médico patólogo

Aunque el médico patólogo no atiende pacientes directamente, está detrás de los diagnósticos complejos a través del estudio de biopsias y de órganos cómo el hígado.

Para un hepatólogo su labor puede ser tan compleja como su nombre, es por eso que en el Laboratorio de Patología del Hospital Pablo Tobón Uribe se cuenta con personal entrenado para la interpretación de tejido hepático. De esta manera es posible llegar a diagnósticos más precisos y apoyar la realización del tratamiento más idóneo.

  1. ¿Qué hace un hepatólogo? Este médico especializado en hígado tiene como función hacer diagnósticos no realizados por otros métodos, o confirmar algunos de los que otros médicos sospechan. En muchos casos, se requiere del estudio de la patología para hacer seguimiento a enfermedad, generalmente, crónica.

Dentro de sus funciones, este especialista también realiza consultas intraoperatorias, es decir, biopsias por congelación, en las que, en medio de una cirugía, se toman fragmentos de tejido para enviarlos al laboratorio y establecer un diagnóstico. Este método permite que el cirujano tome una conducta definitiva o realice un tratamiento específico.

  1. Las enfermedades del hígado más frecuentes. En los tejidos hepáticos observados en nuestro hospital, las patologías más comunes son:

- Hepatitis B y C.

- Neoplasias, generalmente, malignas como el hepatocarcinoma o las metástasis que van de otros órganos al hígado.

- Enfermedades metabólicas como el hígado graso (esteatohepatitis) o la hemocromatosis.

- Enfermedades tóxicas por medicamentos de uso rutinario o por agentes herbales.

- Alteraciones en las vías biliares como obstrucciones e infecciones sistémicas por bacterias, hongos, u otros virus.

  1. ¿Cuáles son los diagnósticos más difíciles? Por lo general, son pacientes de alta complejidad con múltiples comorbilidades, trasplantados o con enfermedades de poca frecuencia. En algunos casos excepcionales, se busca la opinión de patólogos de fuera del país con quienes se mantiene contacto permanente
  2. Casos inolvidables. En patología hepática hay muchos de ellos, por ejemplo, el diagnóstico de enfermedades raras como el déficit de alfa 1 anti tripsina, hemocromatosis, síndrome de Alagillès, entre otros.
  3. La mayor satisfacción. El trabajo silencioso y desinteresado por parte del patólogo como miembro de un grupo ampliamente reconocido. La satisfacción de poder hacer un diagnóstico que únicamente se realiza en nuestro hospital.

La patología es una ayuda diagnóstica que  en la medida en que sea más especializada y específica, podrá apoyar de manera más exitosa a las otras especialidades.