reconstrucción urinaria

Por: Federico Gaviria G | Médico urólogo

Más funcional que estética, así es esta intervención que promete devolver calidad de vida a los pacientes.

Pareciera extraño y hasta traído de los cabellos, que hoy la cirugía reconstructiva avance hacia otras especialidades como la urología. Definitivamente, se trata de un progreso fundamental que devuelve a las personas una nueva oportunidad para recuperar su vida social y hasta sus propios espacios.

- ¿Qué es la cirugía reconstructiva en urología?

Es una intervención que permite, como su nombre lo indica, reconstruir alguna parte de la vía urinaria, principalmente la uretra luego de algún daño por trauma, infecciones o procedimientos previos.

- ¿Qué beneficios tiene para quienes se la practican?

Este tipo de cirugía permite recuperar la vía urinaria y mejorar la calidad de vida de aquellos pacientes que no pueden tener una micción adecuada ni espontánea y que, en muchos casos, dependen de una sonda permanente.

- ¿Cuáles son las consecuencias de quienes no acuden a esta cirugía y la necesitan?

Los pacientes que no se llevan a reconstrucción de la vía urinaria solo tienen dos escenarios posibles: persisten obstruidos por la estrechez, principalmente, en la uretra, o tienen una sonda permanente que les alivia temporalmente la obstrucción. Si no se reconstruyen están sometidos a riesgos altos como infecciones urinarias recurrentes, alteración de la función renal, sonda permanente y formación de cálculos. Sin contar con la alteración de la calidad de vida que les genera esta situación.

- ¿Qué diferencia a esta nueva alternativa de lo que se venía haciendo?

Durante años el tratamiento para la estrechez de la uretra no ha sido el adecuado. En muchas ocasiones, se les ofrece a los pacientes tratamientos con dilataciones o procedimientos diferentes a la reconstrucción, lo que no está indicado en la mayoría de los casos y trae malos resultados. Por esa razón, es necesario difundir más el tratamiento adecuado de esta patología y enfocarlo en la cirugía reconstructiva que ofrece un tratamiento más definitivo y con resultados funcionales muy superiores.

- ¿Cómo se procede en este tipo de cirugía?

Lo que hacemos es identificar, a través de estudios diagnósticos previos, dónde se encuentra el daño, realizamos una reparación que requiere resecar el segmento comprometido y restablecer la vía urinaria para el paso adecuado de la orina. En algunos casos utilizamos otros tejidos, entre ellos, injertos de la mucosa de la boca.

- ¿Qué instituciones pueden realizar cirugía reconstructiva de urología?

Esta es una intervención compleja, que requiere de experiencia en el tema y debe realizarse en un hospital que maneje alta complejidad. Solo así se garantizan todos los recursos para esta patología, tanto humano como de tecnología.

Claves sobre la cirugía

- Evita el uso de sonsa permanente.

- Es la mejor opción de tratamiento para lesiones de la vía urinaria.

- Se debe realizar en un hospital de alta complejidad.